jueves, 4 de junio de 2009

Un mundo raro

Qué inauditas son algunas cosas. La gente que se supone que trabaja para nosotros, porque nosotros los elegimos y ponemos nuestra ciudad y nuestros intereses en sus manos, se pueden convertir en nuestros peores enemigos y estamos atados de manos para relevarlos del cargo que les dimos. Que raro funcionan las cosas.

Por ahi me hizo llegar una carta Damian Zavala, que dice que los Regidores de H. Cabildo de San Luis Río Colorado, Sonora, México, pretenden cederle toda el área de las canchas de Basquetbol de la actual Casa de la Cultura de la ciudad, llamado Centro Cultural "Héctor Chávez Fontes", a la liga municipal de Voleibol, hágame usted el favor. Esta área ya estaba destinada para la construcción de un teatro con presupuesto federal y, aunque no fuera así, no tiene nada que hacer una liga deportiva dentro de los espacios que los "cultureros" ganamos hace tiempo para que la comunidad sanluisina desfogue sus inquietudes artísticas.

Sí, claro que el deporte es parte de la cultura de un pueblo y es muy necesario para las actuales sociedades gobernadas por el vicio y la ociosidad, pero para eso hay otros espacios y no el que ya está ocupado por el arte y la cultura. Y claro que los hay. Es pura necedad de unos pocos.

Pues con esta mala noticia les vengo.

No es novedad, ¿verdad? en todas partes del mundo se cuecen habas. La cultura siempre es vista como una actividad de sengunda clase, como algo innecesario o sólo de entretenimiento. ¡Ya basta! Ya basta de que siempre nos quieran pisotear, minimizar y achicar la única actividad que le da forma al espíritu y al pensamiento del ser humano: Las Bellas Artes.

Que raro funciona el mundo, que estúpido.

2 comentarios:

BadBit dijo...

"Que raro funciona el mundo, que estúpido."

México, en este caso.

Fidelia dijo...

Asi es, amigo, pero también hay muchos Méxicos allá afuera, sobre todo en nuestra Américalatina. Saludos.